Dulces en el horno Semana Santa Tostadas francesas y torrijas

Torrijas borrachas

Hoy vamos a hacer torrijas, un poco menos fit que otras veces peeeero un capricho es un capricho. Las he denominado torrijas borrachas porque efectivamente llevan alcohol 🤣, así que no son aptas para menores. Pero son muuuuuuy fáciles.

Os recuerdo que tenéis la receta de torrijas fit sin lactosa clásicas, y la de torrijas de chocolate fit en la web, así que le vamos a dar una vuelta de tuerca… las torrijas borrachas son también fit a excepción del alcohol que no es nada fit 🤣.

Necesitamos:

Procedimiento:

En la receta de las torrijas fit clásicas tengo una videoreceta que os puede ayudar un poco, los pasos son parecidos, aunque ésta es un poco más sencilla:

  1. Pon la leche a calentar, puedes hacerlo en un cacito o en el microondas, es solo quitarle el frío, no tiene que llegar a ebullición porque no lo vamos a calentar con canela ni limón ya que el sabor lo va a coger del licor.
  2. Mezclar la leche con el licor en una fuente grande.
  3. Poner las rebanadas para que absorban bien la mezcla, podéis irles dando vueltas cada cierto tiempo, yo las dejo unas 2 horas para que chupen bien todo.
  4. Pasado ese tiempo, en un plato hondo mezclamos el huevo, las claras y la stevia, una cucharita nada más porque ya el licor es dulce.
  5. Cogemos cada rebanada con 2 espátulas de madera y las escurrimos un poco, las metemos en el huevo vuelta y vuelta, y rápidamente al papel de horno antiadherente que hayáis preparado sobre la bandeja.
  6. Repetís el proceso con cada rebanada.
  7. Las metéis en el horno a 180ºC, y las vais vigilando.
  8. Cuando se hayan hinchado bastante en unos 15 minutos, sacáis la bandeja y con las espátulas les dais la vuelta, hacerlo rápido y con cuidado porque si no se parten, son muy blanditas aún.
  9. Otra vez al horno.
  10. Podéis darles las vueltas que queráis en función del tostadito, pero no las dejéis mucho porque si no se secarán por dentro.
  11. Cuando estén a vuestro gusto, sacáis la bandeja y las dejáis ahí enfriando un poco, si están calientes están muy blandas y es fácil que se rompan.

Las podéis acompañar con sirope de dulce de leche 0% o comerlas tal cual.

Si las vais a comer al día siguiente podéis dejarlas, una vez hechas, dentro del bol que contiene solo la leche y el licor (no el huevo, claro, si no queréis envenenaros 🤣) dentro del frigorífico, así durante la noche irá absorbiendo más.

Espero que os gusten.

Besines 🥰😘

Pd: recordad que tenéis descuento en los productos de alimentación, etc. de la web de MasMúsculo poniendo en el carrito, en el apartado para “cupones”: YARA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.