Trucos y consejos para el hogar

Secar flores frescas

Cuando nos regalan un ramo de flores da mucha pena que éstas se estropeen… así que a mí me encanta secarlas.

La primera vez que lo hicimos en la familia fue tras la boda de mi hermana, con el ramo de la novia y mi ramo (de dama de honor), mi hermana, que es una artista, se encargó de ello.

Ahora le ha tocado el turno a estos dos preciosos ramos:

Para ello, separamos cada flor o rama a secar y lo atamos con un cordón a una percha o algo que se pueda quedar al aire sin aplastarlo en los lados:

Se mantiene así un par de semanas hasta que se sequen (pueden caer algunas hojas o pétalos al suelo).

Tras estas semanas se hace selección de las que nos gusta cómo han quedado para nuestros fines (pueden cambiar bastante de color tras secarse), y las rociamos con un montón de laca del pelo (para endurecerlas).

Y ya está, ¡listas para usar donde más os apetezca!

Las podéis poner en un jarrón a modo decorativo, dentro de una jaula de las metálicas blancas, etc., ¡yo las utilizo para decorar la parte de atrás de mis platos en mi Instagram!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.