Consejos y trucos de belleza

Micropigmentación de labios

La micropigmentación es el maquillaje semipermanente que se realiza en labios, cejas (microblanding), aureolas mamarias (por ejemplo, para las reconstrucciones tras un cáncer) u ojos.

Esta técnica consiste en depositar pigmentos orgánicos juntos debajo de la piel, así se le da un color semipermanente (dura entre 2 y 5 años dependiendo de tu tono inicial, de o bien que tu piel “reciba” el pigmento, etc.).

Es decir, es una especie de tatuaje pero con un resultado natural y saludable.

Mi pigmentación natural es nula. Mi piel, como bien habréis observado todos, es extremadamente blanca, y los labios no podían ser una excepción. Constantemente me ocurre (y lleva ocurriéndome desde joven) que si la gente me ve sin pintalabios me dicen “Yara, ¿estás bien?”, “¿estás malita hoy?”, “¿has desayunado bien?”, y me dan ganas de insultarles y decirles que ellos tampoco son Pamela Anderson, pero como conozco mi piel sé en esos momentos que ya me he comido el pintalabios y tengo que retocarme. En cuanto me pinto los labios la gente vuelve a tratarme como si fuera una persona normal y no una sifilítica de la vida jaja.

Así que cuando escuché de esta técnica y me informé, para ver que no era arriesgada, ni nada por el estilo, ¡me puse manos a la obra!

Una amiga me recomendó una Clínica, aquí en San Sebastián de los Reyes, y tras ver que era una clínica de calidad y coincidiendo que tenían una ofertilla me lo hice.

Buscar siempre clínicas especialistas en ello. Es decir, yo encontré muchas por el camino, en las que iba una chica de vez en cuando a hacerlo (luego si sale mal vete tú a buscarla…), o sitios de uñas que te lo hacían en un cuartito raro… lo mejor es confiar en una profesional. Que ¡ojo! es vuestra salud y es algo tan importante como ¡la cara! y os va a acompañar mínimo 2 años…

Los precios deben de rondar entorno a los 250 euros (con oferta y retoque incluido, como la que pillé yo) y 400 euros. Sino: mosquearos.

El procedimiento no tiene mucho misterio. Se tarda unas 2 horas y media largas entre pintarte (diseñarte la sonrisa), echarte anestesia y que te haga efecto, y micropigmentarte.

Una recomendación a raíz de esto del diseño de sonrisa: si es una profesional no lo hará, pero por si acaso… NO se debe pintar fuera de vuestro labio (lo que es la mucosa). Me refiero: en los tatuajes pintas piel, piel con una porosidad especial, y por ello los materiales y el tinte son de determinado tipo.

La micropigmentación nada tiene que ver con esto, la técnica, los tintes y demás son diferentes, si se sale del labio para pintar un delineador más marcado (por cierto, eso hoy en día no se lleva, es muy de abuela) y hacerte los labios más grandes, a los meses se os quedarán las típicas rayitas entre la piel, como de pintalabios corrido, y es semipermanente, os lo recuerdo. Así que… que os lo hagan bien, dentro de vuestro propio labio.

¡Ojo! eso no implica que no vaya a dar volumen a vuestros labios, para nada, se nota volumen, y mucho. En mi caso, por ejemplo, tenía más labio del que pensaba, los bordes eran totalmente blancos (del tono de la piel) y yo pensaba que era piel, pero era mucosa, así que literalmente me estuve maquillando mal toda la vida jaja. Además, la propia técnica hace que se te resalten los labios.

Obviamente, hay tantas técnicas como profesionales. Igual que pasa con los tatutadores. Pero en mi caso: la chica solo usaba un tinte que yo había elegido, y simplemente en los bordes daba alguna pasada más difuminando de manera gradual hacia el centro de la boca, así lograba el efecto de volumen sin necesidad de usar más tintes o salirse del labio. Y crea un efecto más natural.

Sobre el tinte, os recomiendo uno natural. Entendámonos, tienes que estar con eso un mínimo de 2 años. Puede que si eliges uno muy oscuro, en algún momento te arrepientas, ya tengas una entrevista de trabajo, una boda, un entierro, o lo que sea, y tu con tu pintalabios ahí hiper rojo fiestero total. Pues no, mejor uno natural que puedas llevar en cualquier ocasión, y si un día te quieres poner uno más rojo pues te lo pintas como toda la vida y listo. Siempre es mejor quedarse corta que pasarse, sobre todo porque es la cara.

En mi caso, elegí uno natural porque se trataba de dar un color natural a un labio que no tiene casi pigmento… aún así cuando acabas te avisan de que las primeras 24 horas va a tener un color muy subido de tono (el mío casi granate), luego pasa otro día a rosa chillón, y ya al tercer o cuarto día empiezas a pelarte (como cuando tienes frío y se te agrietan los labios) y ya te quedas con tu color.

A todo esto… ¿duele? No os voy a engañar: es un proceso doloroso. No que no se pueda aguantar, pero si molesta bastante. Al principio no, porque la anestesia está reciente, pero después se va pasando, y aunque te van poniendo poquita entre pasadas, no hace el mismo efecto que la primera. Además, cuando dan las siguientes pasadas, el labio ya está dolorido porque ya lo han pinchado, así que pinchar sobre pinchado molesta (los que tenéis tatuajes me entendéis con el color o las sombras). Y hay una parte muy molesta: el arco del labio superior, como cuando te depilas el bigotillo. Pero bueno, nadie muere de esto… y sarna con gusto, no pica. Así que si queréis estar bellas, hay que sufrir un poquito jaja.

¿Cómo es la recuperación? Como podéis comprender, estamos pinchando un labio mil veces…. así que, tras esto, como es lógico, se te hinchan tanto los labios que pareces Carmen de Mairena, pero se van deshinchando poco a poco en unas horas. A mí me tardó casi medio día en recuperar mi tamaño, y dejar de notar la anestesia (o el adormecimiento por los pinchazos).

Por otra parte, la única recomendación para las curas es la de echarte vaselina o cacao a demanda (es decir, constantemente, porque los notas muy resecos) los primeros días, hasta que se te pelan. Y obviamente en 48 horas no usar colutorio bucal (ya que tiene alcohol, y no deja de ser una herida abierta) y ya, no tiene más dificultad.

Eso sí, si queréis empezar a sentir vuestros labios pronto, y que se deshinchen cuanto antes, me recomendaron ejercicios de labios tipo: meterlos para dentro (como cuando imitas a una persona sin dientes), hablar, comer… todo lo que sea irlos moviendo normal.

¿Consecuencias negativas? Yo busqué mucho antes de hacerme nada si había contraindicaciones, efectos negativos o cosas así, y lo cierto es que no. Todo el mundo, incluyendo médicos de diferentes especialidades te dicen que no genera ningún problema siempre que se haga en una clínica de confianza, con agujas desechables no reutilizadas, y cosas así (vaya, dentro de lo normal, que si te lo haces en el sótano de una tienda de ropa, es posible que puedas pillar hasta hepatitis jaja).

Incluso algunos médicos me dijeron que era una técnica positiva para alguien como yo, que se pinta los labios constantemente y a diario (por falta de pigmento natural), con permanentes. Porque muchos permanentes llevan plomo y sustancias nocivas, a la larga. Y esta técnica no deja de ser un tinte específicamente preparado para ello, y que ha pasado controles de calidad.

Ahora os dejaré unas fotos de la progresión para que os riáis de mí y mis labios modo salchichas, y además veáis como mejora y cambia el color:

Ya me conocéis como soy de normal (eso sí, aquí, con mi pintalabios de rigor):

15.20 del 26/6/20 – Justo antes del procedimiento (tumbada en la camilla)

Y ahora, después del procedimiento:

18.10 del 26/6/20 – Recién hecho (todavía tumbada en la camilla de la clínica)

Tampoco me juzguéis muy duramente, que había sufrido… jaja.

19:00 del 26/6/20 – Al llegar a casa
23:30 del 26/6/20 – Al irme a la cama (parezco una muñeca hinchable, sí, podéis decirlo)
12.00 del 27/6/20 – Ya iba notando menos cosquilleo y podía movilizar mejor los labios
8.00 del 28/6/20 – Ya el tamaño de los labios era el normal, y el color se había rebajado bastante (éste tono me gustaba) empezaban a parecer más naturales
15.30 del 28/6/20 – Aquí empecé a pelarme ya… y entré un poco en pánico, ya que la parte pelada parecía demasiado claro, como si no estuviera micropigmentado
21.30 del 28/6/20 – Aquí ya daba directamente grima
11.00 del 29/6/20 – Aquí los labios ya habían terminado de pelarse y estaba monísima de la muerte con los labios rositas
19.00 del 30/6/20 – Al cuarto día parecía que solo me había hecho el delineador y que me había comido el pintalabios (estaba a trozos entre el bonito color rosa de ayer y mi blanco natural), depresión total
6.00 del 4/7/20 – 8 días después, ya hay un tono más uniforme
8.00 del 26/7/20

Como podéis comprobar, tras casi un mes el color se había perdido bastante. Por eso, casi todas las ofertas incluyen el retoque a las 4 o 5 semanas. Porque el pigmento no se consolida hasta las 4 semanas normalmente, y no sabes cómo te va a quedar (unos días te ves más blanca y otros más rosita).

En mi caso, el retoque lo hice 5 semanas después:

21.00 del 4/8/20 – Dos horas después de hacer el retoque
10.00 del 7/8/20 Ya solo con un bálsamo labial

¡Espero que os haya sido de utilidad!

¡Besines!

(2) Comentarios

  1. Ana dice:

    Creo que lo has explicado súper bien y respondes a muchas dudas que se nos pueden plantear!! Muchísimas gracias preciosa!!

    1. AdminYaraFit

      Hola cariño! me alegra mucho de que te haya sido útil! cualquier otra cosita y aquí estoy!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.