Consejos de adelgazamiento Trucos y consejos para el hogar

La cocina: ¿cómo la organización nos ayuda a adelgazar?

Vamos a hablar de la cocina… y no… amigos míos, no hablo de cocinar o de comer 😋… que os veo por dónde vais 😂… os hablo de la cocina como estancia de la casa.

Aunque os parezca una broma… la forma de organizar vuestra cocina y organizaros en ella es un todo para ayudar en vuestra dieta.

Personalmente a mi no me gustaba cocinar, nada de nada, me daba una pereza terrible… vaya que si en lugar de comerme un sándwich podía comerme el pan por un lado y el jamón por el otro por no montarlo, mucho mejor… si, lo sé… nivel de vaguería máximo…. Pero realmente éste es el problema para mucha gente, no te gusta perder tiempo en la cocina elaborando un plato durante 1 hora que va a comerse en 15 minutos… así que se tira de comida precocinada. Pero qué hemos dicho siempre? esto requiere esfuerzo!! así que os voy a ayudar con unos tips para ser más eficientes…

En otras entradas os doy recetas sanas, fáciles de elaborar y que no os llevarán mucho tiempo si, como yo, sois unos estresados de la vida que tratan de emplear el menor tiempo posible en cocinar… Pero hoy hablemos de la cocina como espacio físico…

Para poder crear hábitos saludables, hay que pasar tiempo en la cocina… porque vamos a cocinarnos los propios platos que nos vamos a comer, adiós a la comida precocinada o basura. Probablemente si mi cocina fuera tan guay como la de la foto pasaría mucho más tiempo en ella, bueno, es posible que hasta durmiera en ella, porque es una pasada… pero como soy una persona normal y no la hija de Bill Gates, pues mi cocina es como la de la mayor parte de los mortales… una cocina. Así que vamos a intentar mejorarla nosotros.

La cocina debe estar limpia, parece una obviedad, y parece algo que todo el mundo haría… pero no… hay mucho guarro por la vida, ¡yo he vivido con uno mucho tiempo! así que voy a reiterar: la cocina debe estar limpia, señores. Al igual que las cosas en las que cocinamos: véase los fuegos / vitrocerámica, las sartenes, etc. Pues eso: ¡no me seáis cochinos! 🐖😂

Como segundo paso, revisar los armarios: fuera todo lo que se haya pasado de fecha de caducidad (no nos engañemos: todos tenemos botes de esos al fondo del armario que llevan ahí toda la vida, tanto que les hemos puesto nombre y les tenemos hasta cariño), igualmente fuera todo lo que engorde, o que sea precocinado, o comida basura… Tenéis un post para aprender a leer la información nutricional de forma correcta (¡qué los anuncios nos engañan como a tontos! 🤦‍♀️).

También tendremos que tener despejada la encimera, a ver, hay gente que tiene una encimera que parece un campo de fútbol y otros, que, como yo, que como tenga 2 platos en ella me quedo sin encimera, pero aún así, el espacio debe ser claro, limpio, despejado, ya que eso crea sentimientos positivos en el cerebro, sensación de orden, y condiciona a nuestra cabeza a pensar que le gusta estar ahí cocinando. Debemos reforzar las sensaciones positivas a cocinarnos la comida saludable.

Yo por ejemplo reformé la cocina (si, soy muy manitas… si siempre digo que soy un chollo de chica, pero nadie me cree 😂), pinté los armarios en colores modernos (que tenían como 25 años y ya se habían hasta decolorado), puse torres de éstas que Ikea tiene para los cds, pero para poner botes a las alturas que yo quisiera, y un especiero super chulo magnético… vaya, que por 4 duros os montáis una cocina organizada con botecitos con sus etiquetas y despejáis armarios y encimera.

Quieras que no, el dar otra cara a la cocina, el no tener cosas por encima de los sitios, que sea más fácil de limpiar, más organizado todo te hace sentir bien, y te dan ganas de usar esos botecitos. Creedme, yo soy la del pan y luego el jamón por no montar el sándwich ¡¡y ahora uso hasta sartenes!! 😂

Por otro lado, ¡todo el mundo a comprar una báscula electrónica!. No hace falta una que os dé los buenos días, hay algunas por 10 euros estupendas. Pero es muy fundamental, porque la mayoría de nosotros no tenemos ni puñetera idea de la cantidad que estamos comiendo, por lo menos al principio, y esto te ayuda a entender de cantidades y poder organizarte las comidas, que ya lo hablaremos (sin obviar la parte de hacer recetillas, claro).

Así que no sé en qué estado tendréis vuestras cocinas, igual sois la leche y tenéis un trastorno obsesivo compulsivo de personalidad que hace que lo tengáis todo genial, peeero por si acaso: ¡organizar la cocina!

Os dejo más fotos abajo.

Besotes!!!

Pd: recordad que tenéis descuento en los productos de alimentación (pasta, harina, carne, conservas, etc.), suplementación y mucho más de la web de MasMúsculo; solo tenéis que poner en el carrito, en el apartado para “cupones”: YARA.

 
 
 
 
 
 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.