Madrid Rutas de senderismo

Ruta Puebla de la sierra (Madrid)

Esta ruta es de dificultad muy fácil.

Aunque realmente son dos rutas que empiezan y acaban en el pueblo, y que juntas alcanzan los casi 7 km (aunque se hace menos, por su escasa dificultad y las bonitas vistas).

Mi consejo: no realizarla en primavera o verano ya que hay una cantidad descomunal de insectos, y es zona de colmeneros.

Cuando lleguéis al pueblo Puebla de la sierra, veréis un aparcamiento a vuestra izquierda, hay que dejar el coche ahí ya que el pueblo es semi peatonal y no podéis aparcar bien.

No os preocupéis que el pueblo es enanito y no tenéis que dar muchas vueltas.

Nogal del pradillo:

La ruta empieza en el Nogal del pradillo, que es uno de los pocos “árboles singulares” de la Comunidad de Madrid, por su tamaño, su edad (casi 100 años) y su importancia cultural.

Debajo de él podemos ver la explicación del árbol y los carteles de inicio de la ruta (que comienza en un camino de tierra que comienza hacia la derecha, marcado con unas señales verdes, balizas, clavadas en el suelo).

Ruta de los robles centenarios:

Caminais por un paseo perfectamente señalizado hasta llegar a un cruce a la izquierda, a vuestra derecha veréis esto:

A la izquierda veréis una especie de… arroyo (es como un canal) y tenéis que andar paralelo a él subiendo un poquito, y ya ahí encontráis otra vez el camino de tierra.

Seguiréis andando y veréis el cartel de que en esa zona hay colmenas, que se tenga cuidado.

La ruta termina en el “estanque del cerradillo” que es una piscina artificial (en la que está prohibido bañarse… que siempre hay algún iluminado) que es una balsita para acumular agua en invierno y poder regar las huertas en verano.

Ahí ya veréis que la senda ha terminado (hay dos flechas) y comienza la siguiente, que nos devolverá al pueblo por otro camino.

Senda de paseo por los linares:

Seguís andando por el paseo señalizado perfectamente, veréis unas vistas preciosas y un frondoso bosque.

Continuaréis andado hasta llegar a un espacio abierto desde donde se ve gran parte de las montañas de alrededor.

Y se tiene una preciosa panorámica del pueblo.

Siguiendo el paseo llegamos ya al pueblo.

Puebla de la Sierra:

Este pueblo nos sorprendió por lo precioso y bien cuidado que está.

Es un pueblecito con muy pocos habitantes, pero os podéis encontrar un ayuntamiento grandecillo, una iglesia muy bonita, un hostal con bar, un pequeño museo, una plaza de pueblo…

… y hasta una exposición de esculturas hechas por artistas japoneses súper curiosa:

Todas las calles y la estética de las casas es similar, así que es precioso callejear.

¡Os lo recomiendo!

Espero que os haya resultado útil y que os animéis a verlo.

Besines

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.